Portfolio del estudiante

portfolio
Portfolio, Jos Dielis, Licencia CC BY

La evolución natural en el proceso de enseñanza aprendizaje de mis alumnos ha pasado por varios escalones, todo ello provocado por la formulación de las clases.

Hace ya más de dos años que iniciamos una nueva andadura en el ABP en la materia de Geografía e Historia, lo que nos llevó a un nuevo planteamiento y a valorar algunas necesidades que surgían a medida que íbamos implantando cada paso.

Hemos llegado a un punto en el que la evaluación nos pedía un cambio, necesario y obligado para que toda la evolución y todos los procesos tengan un carácter significativo en el trabajo y el esfuerzo realizado.

También hace dos años iniciamos la andadura por el mundo Erasmus+ con un proyecto sobre innovación docente en el aula. Buena parte del proyecto se sustentaba en la inclusión de la herramienta Europass para los alumnos. Uno de los elementos de esta herramienta es el portfolio, que tal y como se plantea en la página oficial se nos planteaban muchos problemas para su incorporación, a pesar de la obligatoriedad del mismo.

Con este planteamiento decidimos darle una vuelta al tema tomando decisiones que podrían cambiar todo el proyecto inicial, pero contábamos con ello y dimos un paso adelante.

Contratamos la gestión que ofrece Google Suite for Education, y por eso motivo hemos creado la plantilla del portfolio del alumno con Google Sites, lo que nos va a permitir llevar un seguimiento de todo la configuración y proceso del alumno en su aplicación, ya que se trata de un portfolio individual.

Las secciones que hemos planteado como necesarias son:

  1. Una biografía (Sobre mí) en la que el alumno incluya algunos datos sobre sí mismo, haciendo hincapié en aficiones, gustos, e impresiones sobre su desarrollo personal. Así como perspectivas de futuro.
  2. Un diario de aprendizaje (Bitácora) donde el alumno reflexione sobre todo el proceso de enseñanza aprendizaje.
  3. Evidencias, estás están repartidas por asignaturas, pues será cada profesor el que decida como trabajar con los alumnos este apartado. Principalmente se le pide como obligatorio una evidencia para cada tarea realizada a lo largo de un mismo proyecto.
  4. Evaluación, también repartida para cada asignatura. En este espacio el alumno irá utilizando y reflexionando sobre las rúbricas de evaluación.
  5. Europass es otra sección, donde el alumno irá colocando aquellos documento que aporten algo a su movilidad en el espacio del aprendizaje de lenguas y a su curriculum vitae.
  6. En último lugar se ha incluido el Pasaporte de Lenguas como parte del proyecto y de la propia evolución del alumno en su aprendizaje de lenguas.

Si bien es cierto que no todas son necesarias en un portfolio general, los cuatro primeros puntos son realmente esenciales, en cualquier materia o área profesional. De tal modo que sin realizar una reflexión o continuidad en esos cuatro primeros puntos no tendremos ninguna posibilidad de utilizar el portfolio como herramienta de evaluación.

No todas las entradas deben actualizarse continuamente, podemos hablar que las evidencias deberían actualizarse al finalizar cada tarea de un proyecto, pero el diario de aprendizaje al menos una vez a la semana, planteando las dificultades o ventajas de las actividades que está realizando el alumno.

La evaluación tendrá dos partes, por un lado la autoevaluación (individual y grupal) y por otro las rúbricas de cada una de las tareas, por ello esta sección se actualizará al menos al finalizar cada una de las tareas.

Ahora mismo estamos con el proceso de creación de la plantilla del portfolio, pero su implementación se ha planteado de esta forma:

  1. Presentación de toda la metodología y del portfolio al alumno.
  2. Primeros pasos en la creación del portfolio, videotutoriales y apoyo visual en el aula para manejar la herramienta G Sites.
  3. Comenzamos a configurar el portfolio, creando cada una de las partes o secciones.
  4. Primera rúbrica de evaluación sobre la creación del portflio.
  5. Se inicia el paso de ir completando cada una de las secciones del portfolio a lo largo del curso.

En todos los pasos a seguir se han valorado algunas dificultades con las que se pueda encontrar el alumno, por ello hemos clasificado el proceso de implementación en pasos y cada uno de ellos tiene un seguimiento que no provoque aburrimiento, apatía para completar el portfolio, problemas técnicos a la hora de configurarlo… principalmente se ha pensado en realizar una formación paralela sobre la competencia digital del alumno, de tal forma que se lleve a reflexión cada uno de los componentes.

Por último os dejo un enlace a la plantilla del portfolio que he configurado para trabajar.

captura-de-pantalla-2016-10-16-a-las-15-20-46

El portfolio docente

captura-de-pantalla-2016-10-08-a-las-11-39-35

En esta ocasión dejo una reflexión para una de las tareas del último curso de formación que estoy realizando: El portafolio educativo como instrumento de aprendizaje y evaluación del INTEF.

Del portfolio de la profesora Inés destacaría varios elementos. En primer lugar se trata de un material muy completo principalmente en lo que se refiere recursos para las asignaturas impartidas por la profesora. Todo ello enlazado con hipervínculos y con detalle y explicación de cada uno de los recursos.

Por otro lado, el último apartado (Planes futuros), que es una declaración de intenciones, me parece muy apropiado, forma parte de una reflexión previa a un trabajo, y como tal se debe tomar. La planificación de objetivos, y dejar constancia de los mismos, permite que al echar la vista atrás se pueda realizar una reflexión mayor de los objetivos planteados y los cumplidos, así como de las posibles transformaciones de los mismos en el proceso.

El apartado de recopilación de los resultados académicos me gusta, se centra en una recopilación de datos eminentemente cuantitativa (esto me gusta menos), de las calificaciones obtenidas por los alumnos durante el curso, pero es una buena previsión para una futura investigación. Esta parte, me hubiera gustado que fuera más ampliamente explicada (entiendo que no se faciliten los datos, por el carácter personal de los mismos), como una reflexión sobre el proceso y no sólo sobre las calificaciones académicas, pero es estupendo que haya una intención de análisis de los datos obtenidos.

En lo que respecta a las sugerencias, ya he indicado esa parte en la que la recopilación de resultados puede mejorarse. Y una segunda sugerencia, creo que va en la línea de los resultados; son las evidencias de los alumnos, me faltan evidencias en general, pero las de los alumnos, qué documentos o elementos se han utilizado para el desarrollo de ese acompañamientos, tenemos algunos ejemplos, pero no hay una muestra de un trabajo académico por parte de algún alumno.

Y en último lugar, destacaría la sobriedad del portfolio, no tiene una interfaz atractiva, es lineal y monótono. No hablo de tener que poner colorido a todo, pero imágenes, una plantilla llamativa, e incluso un nombre atractivo… creo que estos elementos son esenciales, no solo para otros docentes que consulten el portfolio, sino también para los alumnos.